Cthulhu 2000

Imagen de HPLovecraft

A pesar de que según Lovecraft el gran dios Cthulhu aún dormita en su muerte en vida en la sumergida ciudad de R'lyeh, son otros muchos autores los que han querido enriquecer su mito a lo largo de los años. Y es que Cthulhu y sus secuaces aún ansían recuperar un mundo que fue suyo.

 

SINOPSIS

En Cthulhu 2000, una horda de prestigiosos autores de horror y fantasía refleja el espíritu narrativo de H.P. Lovecraft, narrador supremo de lo sobrenatural, a lo largo de dieciocho escalofriantes relatos contemporáneos que habrían hecho sentirse orgulloso al maestro.

Kim Newman, Bruce Sterling, James P. Blaylock, Gene Wolfe, Harlan Ellison, Poppy Z. Brite, Ramsey Campbell, Michael Sea y Roger Zelazny, entre otros, ponen a disposición del lector su enorme talento para demostrar que, contra lo que se pudiera creer, no todo está escrito en los fantásticos mundos del maestro del horror.

Esta recopilación de relatos ha sido destacada como la más importante aportación al género de horror de los últimos años por haber conseguido reunir a los más importantes autores norteamericanos en un solo libro.

 

ANÁLISIS DE LA OBRA

Creo que es la primera vez que la contraportada de un libro promete mucho menos de lo que ofrece el contenido de sus páginas. Calificar casi cómicamente de horda de prestigiosos autores a lo que es, sin duda, una de las mejores reuniones de creadores de terror de todos los tiempos es caer en la modestia (falsa, por supuesto, pero modestia al fin y al cabo). Cualquier aficionado a la escritura que se precie de tal daría la mano derecha… bueno, quizá sólo la izquierda… por escribir como el peor de cualquiera de los autores de Cthulhu 2000. Hay pocos relatos que no sean dignos de figurar en esta antología (aunque los hay) que ha vendido millares de ejemplares en varios idiomas y ha conocido diversas ediciones. Esto se debe, en buena parte, al atractivo de los Mitos de Cthulhu creado por el Círculo de Lovecraft. Que este autor marcó un estilo es algo que todo lector sabe; su capacidad para la invención de relatos de horror cósmico en los que el ser humano es menos que una mota de polvo en el océano infinito del espacio, un horrendo lugar donde sólo le aguarda desesperación, locura y muerte, es más que reseñable. Que igualmente su técnica dejaba bastante que desear y que su adjetivación desmesurada podía caer en el ridículo, también. Las cosas no son horrendas y espantosas sólo porque el autor así las califique. Parafraseando a Ángel Zapata, un grito puede sugerir miedo mientras que un alarido ensordecedor que levanta ecos que tardan segundos en desaparecer es una caricatura de ese grito. ¿Significa eso acaso que no soporto la lectura de la obra de Lovecraft? Muy al contrario: precisamente se trata de mi autor preferido, muy por encima del resto, y por ello mismo me permito el lujo de criticarle. Pero es que a Dios hay que darle lo que es de Dios, al César lo que es del César y a Lovecraft lo suyo.

Cthulhu 2000 se erige como heredero de parte de esa mitología creada por el autor de Providence y su afamado círculo por derechos propios. Desde los mitos y leyendas propios de la etapa dunsaniana que podemos ver en Los Barrens, de F. Paul Wilson, pasando por una versión inmejorable de El Ceremonial que supone La Última Fiesta de Arlequín, de Thomas Ligotti, hasta la soberbia y merecidamente premiada 24 Vistas del Monte Fuji, por Hokusai de Roger Zelazny, el recopilatorio destila icor lovecraftiano, mortal y delicioso a partes iguales. De cuantas antologías basadas en los Mitos de Cthulhu se han publicado en España (y siempre, por supuesto, con el permiso del ya clásico Los Mitos de Cthulhu de Alianza Editorial, situado en lo alto del panteón del horror cósmico) Cthulhu 2000 destaca como la de mayor calidad. Bien es cierto que algunos relatos están cogidos por los pelos para formar parte de esta obra, pero con todo y eso merecen el tiempo invertido en ser leídos. Además del obvio, no existe un elemento común entre ellos: los hay de diferentes extensiones, con distintos narradores, variadas temáticas y ambientados en épocas distintas, pero en la gran mayoría se percibe aunque sea de soslayo la sombra del maestro, de Howard Phillips Lovecraft, el creador de relatos más importante de los Estados Unidos tras el maestro de maestros, el inigualable Edgar Allan Poe.

 

A partir de este punto, se incluyen detalles explícitos de las tramas y los argumentos de los relatos que componen la antología.

 

LOS BARRENS

Francis Paul Wilson: Escritor norteamericano nacido en 1946, es un autor conocido principalmente por sus trabajos de ciencia ficción y terror y se le considera un destacado fan de Lovecraft. Su primera novela fue El Curandero (Healer, 1976) En 1981 se inició en el género de terror con El Torreón (The Keep), que se convirtió en un éxito de ventas y tuvo adaptación cinematográfica, y siguió escribiendo relatos de terror durante los años siguientes. A comienzos de los 90 comenzó a escribir relatos de suspense médico, simultaneando su carrera literaria con trabajos para Disney Interactive y otras compañías multimedia. Entre los personajes creados por Wilson destaca el antihéroe Repairman Jack, un mercenario urbano que apareció en su novela The Tomb (1984) y que no volvería a aparecer hasta su novela Legacies (1998). Desde entonces ha escrito varias novelas y relatos de géneros diversos.

Acerca de la obra: Peculiar relato en el que una pareja que se conoció en época universitaria, y que han pasado lejos el uno del otro durante casi veinticinco años, vuelven a reunirse para investigar una leyenda que circula por los Pine Barrens acerca del temible Demonio de Jersey. Al menos esa es la historia que le cuenta Jon Creighton a Katheleen McKelston para convencerle de lo imprescindible de su compañía. Los lugareños nunca le contarían sus leyendas locales a un cosmopolita mientras que ella en una piney (nacida en Pine Barrens), cuenta con su confianza. Sin embargo, la investigación de Creighton gira en torno a unas extrañas luces que aparecen en las copas de los árboles del lugar, así como la conexión que todo ello tiene con el Velo, término con el que se refiere a una especie de barrera, quizá más psicológica que real, que oculta el verdadero mundo a los ojos de los mortales.

El relato, dividido en diez breves capítulos, tiene un estilo inconfundiblemente prelovecraftiano, narrado con una estructura clásica a pesar de su lenguaje moderno. De hecho, en muchísimos aspectos recuerda al relato de Algernon Blackwood titulado El Wendigo (The Wendigo, 1910) especialmente en todos aquellos fragmentos en los que los protagonistas se encuentran a merced de la naturaleza desnaturalizada que les rodea. También se puede destacar el Velo, un elemento que aparece en El Gran Dios Pan (The Great God Pan, 1894) del escritor Arthur Machen, aunque en el presente relato no se le dé la importancia que el galés le concedió en el suyo. La historia, escrita con gran habilidad y un uso perfecto del diálogo entre los personajes, logra captar muy fácilmente la atención del lector. Los puntos de interés son muy diversos: los habitantes de la zona, la leyenda del Demonio de Jersey, las misteriosas luces, las historias que se cuentan y las que sólo se insinúan y la relación entre los protagonistas, por poner sólo algunos ejemplos. Una historia algo perturbadora que sirve como advertencia para aquellos cuya curiosidad no les permite dejar tranquilas las cosas que no deben ser molestadas. Un excelente comienzo para Cthulhu 2000.

 

EL MÓDEM DE PICKMAN

Lawrence Watt-Evans: Es un escritor estadounidense de ciencia ficción y fantasía nacido en 1954 que ha escrito en ocasiones bajo el pseudónimo de Nathan Archer. Comenzó a escribir con ocho años. Se matriculó en la universidad de Princeton, pero, al abandonarla sin conseguir un título, tenía que dejar pasar un año antes de volver a matricularse, lo que empleó para escribir. Su primer trabajo significativo fue La Tentación del Basilisco (The Lure of the Basilisk, 1980). Fue presidente de la Horror Writers Association de 1994 a 1996, y también fue Director Regional del Este y tesorero de la Science Fiction and Fantasy Writers of America. Otras obras publicadas en castellano son Los Siete Altares (The Seven Altars of Dûsarra, 1981) y El Nombre del Miedo (The Name of Fear, 1991) En 1988 ganó un Hugo por el relato Why I Left Harry’s All-Night Hamburgers.

Acerca de la obra: Henry Pickman es un aficionado a internet cuyo módem comienza a funcionar de manera errática. El artefacto comienza a enviar mensajes insultantes que enemistan al protagonista con casi todos sus contactos. El hecho de que el módem haya sido fabricado en la empresa Miskatonic Data Systems de Arkham, Massachusetts, no hace prever nada bueno, como es lógico. Tras lograr su primer objetivo, el módem aumenta su labor de caos y destrucción hasta acabar con su dueño. George, amigo de Henry y narrador de la historia, concluye el relato con comentarios acerca de su propio módem y el rechazo a volver a usar la Red de redes.

Los amantes del cine oriental de terror recordarán una película titulada Kairo, que después tuvo su correspondiente remake norteamericano bautizado como Pulse. En ella se narra cómo Internet se convierte en un vehículo de entrada para criaturas de otro mundo que ya no puede ser cerrado. De igual modo, El Módem de Pickman comienza a funcionar de una manera aparentemente errática que es sólo el preludio de lo que está por llegar. En este sencillo relato de escasa longitud, Watt-Evans realiza el pequeño ejercicio de convertir un elemento moderno, perteneciente a la tecnología punta del pasado siglo, en el centro del relato. Desde hace unos años, están llegando a occidente películas orientales con ese mismo argumento: The Ring (Ringu, 1998) y su cinta de vídeo maldita, Kairo (2001), con Internet como elemento de terror, Llamada Perdida (Chakushin Ari, 2003) con los teléfonos móviles a través de los cuales circula una maldición. Es posible que, leído ahora, estemos más que familiarizados con estos asuntos pero, en el momento en el que fue publicado el recopilatorio, la idea aún era muy original. El relato, contado mediante a un amigo de Pickman en primera persona y tiempo pasado, utiliza un lenguaje muy sencillo basado en el diálogo en la segunda mitad del mismo, donde descubrimos la extraña verdad que se esconde tras ese siniestro aparato.

 

EL POZO NÚMERO 247

Basil Copper: Nacido en Inglaterra en 1924, es un escritor, periodista y editor. Ha escrito un gran número de libros, artículos y relatos de terror y fantasía, sin embargo es más conocido entre los lectores por su colección de historias de Solar Pons, personaje creado por August Derleth, y la colección de novelas de género negro protagonizadas por Mike Faraday, que ha alcanzado el total de 58 títulos publicados entre 1966 y 1988. Ha recibido varios premios honoríficos, siendo nombrado Knight of Mark Twain y en dos ocasiones por los Praed Street Irregulars y ha sido miembro de la Crime Writer's Association durante unos treinta años. En 2008 se publicó una biografía sobre él: Basil Cooper: A Life in Books.

Acerca de la obra: Driscoll es un trabajador de la Sala de Control que vigila una sección de la gigantesca ciudad subacuática que alberga lo que queda de la humanidad. Todos sueñan con regresar a la superficie y, aunque más o menos adaptados a la vida en las profundidades, sus mentes se van desplazando poco a poco hacia la locura por el aislamiento y la falta de un ambiente natural donde vivir. Wainewright, que es uno de los compañeros de Driscoll, afirma que escucha ruidos en los pozos porque algo, que parece ser poco menos que una sombra, se mueve por ellos cuando nadie vigila. La prueba definitiva de que algo sucede es que los pernos del pozo 247 están girando… por el lado exterior de la compuerta. Ciertas notas con llamadas garabateadas por manos que no pertenecen a nadie aparecen en algunos lugares y Driscoll le resulta cada vez más difícil ignorar la voz que le dice que salga al exterior.

Un ambiente opresivo, claustrofóbico, misterioso y unos personajes cuya interacción resulta muy delicada son las claves que sustentan El Pozo Número 247. Copper ha construido un relato de ciencia ficción que conserva un cierto horror cósmico, a su peculiar manera, haciéndole merecedor de encontrarse entre los mejores del presente recopilatorio. Como si de un relato de Poe se tratase, todos los personajes que habitan en la Base están más o menos desequilibrados e incluso llegan a tener verdaderos actos de locura fruto de su desesperación. De hecho, el intento de salida de Driscoll al exterior puede considerarse algo ambiguo pues, aunque todos sospechamos qué es lo que le aguarda ahí fuera, cabe la opción del final feliz… por otro lado tan improbable en un relato cuya atmósfera se nutre de los Mitos. Bajo mi punto de vista, este es uno de los mejores relatos de la recopilación Cthulhu 2000, pese a todos los aspectos negativos que los puristas de los relatos lovecraftianos, y con mucha razón, quieran encontrarle.

 

SU BOCA SABRÁ A AJENJO

Poppy Z. Brite: Es el pseudónimo de la escritora estadounidense nacida en Luisiana en el año 1967 llamada Melissa Ann Brite. Desde su primera publicación con 18 años se convirtió en una de las revelaciones del terror moderno. Ha sido ganadora del premio Icarus a la autora revelación y varias veces nominada a los prestigiosos Stoker y World Fantasy Award. Al principio de su carrera, Poppy Z. Brite escribía principalmente novelas y relatos góticos y ficción de horror. Entre las características de su obra destacan la utilización de hombres homosexuales o de sexualidad ambigua como protagonistas, sus gráficas descripciones sexuales y sus vívidas situaciones macabras. Entre sus novelas más conocidas destacan Lost Souls (traducida como La Música de los Vampiros y El Alma del Vampiro, 1992), La Llamada de la Sangre (Drawing Blood, 1993) y El Arte más Íntimo (Exquisite Corpse, 1996). Un aspecto interesante y popular de la obra de Brite es el uso de personajes recurrentes en sus libros.

Acerca de la obra: Su Boca Sabrá a Ajenjo es el relato de Howard y Louis, dos góticos decadentes modernos, hastiados de la vida, que deciden adentrarse oscuros senderos de hedonismo, alcohol, drogas y todo tipo de perversiones sexuales imaginables. Pero ni siquiera eso es capaz de dar sentido a su existencia. En la búsqueda de la corrupción definitiva, por la que quieren encontrar la salvación definitiva, van construyendo un santuario lleno de restos humanos a modo de macabra decoración. Cierta noche encuentran un amuleto en sus necrófilas pesquisas, un amuleto que tiene su dueño y al que ni siquiera la muerte le impedirá recuperarlo a toda costa.

Muy en la línea de los habituales trabajos de Poppy Z. Brite, Su Boca Sabrá a Ajenjo es una demostración más de su buen hacer en los temas decadentes, prohibidos y, a su especial manera en este relato, vampíricos. Vaya por delante que no soy uno de sus mayores admiradores, lo cual sin duda condiciona lo que de esta historia pueda decir. La ambientación es tan oscura y marchita como pueda serlo cualquiera de las obras de Ann Rice, a la que sin duda debe la inspiración de buena parte de su trabajo (en este relato, en concreto, uno de los protagonistas se llama Louis). Si obviamos el comienzo, quizá algo macabro para demostrar el nivel de depravación de los protagonistas, el resto del relato está escrito por una Poppy contenida. Los protagonistas, dos aprendices aventajados de Ed Gein, construyen un sancta sanctorum reuniendo osamentas de diversos cuerpos, algo espeluznante en su concepto pero que no creo que afecte a los lectores que han comprado esta antología. Casi pueden notarse de forma palpable los enconados esfuerzos de Poppy por no ir más allá de la trama que tenía en mente al escribir el relato.

Su Boca Sabrá a Ajenjo es una amalgama de la desidia humana ante la pretensión de nuevos y exóticos placeres y el tétrico resultado cuando ese frívolo deseo es concedido. Sin ser de las mejores historias de la antología (lo siento, ya he dicho que la obra de Brite no me gusta), su calidad como relato gótico moderno es innegable y tiene alguna similitud, si bien únicamente en su inicio, con Los Amados Muertos de Lovecraft.

 

LA VÍBORA

Fred Chappell: Es un novelista y poeta nacido en 1936 en Carolina del Norte, EE.UU. Sus padres le inculcaron pronto el interés por la lectura y comenzó muy pronto a escribir relatos de ciencia ficción. Su mayor logro poético es la tetralogía Midquest (1981) que consiste en River (1975), Bloodfire (1978), Wind Mountain (1979) y Earthsleep (1980). En 1968 la Academia Francesa le concedió el premio al mejor libro del año por Dagon, una revisión del mito de Cthulhu. Ha ganado dos veces el premio World Fantasy por The Somewhere Doors (1992) y The Lodger (1994), el Prix de Meilleur des Livres Etrangers, el Bollingen Prize, el T. S. Eliot Prize y ha estado nominado dos veces más con The Better Boy (1992) y More Shapes Than One (1992).

Acerca de la obra: Este relato, que ya apareció en la antología titulada El Necronomicón (Solaris Eclipse 4), sigue despertando en mí la misma opinión que entonces. Así pues, y aunque con ligeras variaciones, la reproduzco aquí. La Víbora es uno de los mejores relatos que integran esta antología. Lejos del clásico final sorpresa, el relato es una sorpresa en sí mismo por los sucesos que se producen en torno al Necronomicón, verdadero protagonista de la historia. Análogamente al hecho de que el diabólico Necronomicón pervierte las mentes de aquellos que lo leen y las conduce a la locura más absoluta, también pervierte los textos de los libros que están a su lado variando poco a poco su contenido y absorbiendo de ellos la fuerza y consistencia material que precisa para subsistir. Primero varía unas cuantas palabras, después frases enteras y por último el texto queda transformado y prácticamente irreconocible. Pero sus efectos no se limitan a un único ejemplar. Todas las ediciones del libro afectado han sufrido alteraciones similares allá donde se encuentren; el Necronomicón parece consumir la esencia misma de la obra.

Con un ritmo trepidante, Brunner nos sumerge en un relato corto que se hace más corto aún y nos deja con la respiración cortada en su abrupto y más que correcto final. Nuevamente se ha vencido una batalla contra las fuerzas que quieren entrar en nuestro mundo, pero el final del relato parece indicar que, tal y como ya sabemos, la guerra proseguirá de forma muy desigual. Y es que al final una mosca escapa portando el veneno de esa víbora que es el Necronomicón que absorbe la energía vital y la realidad misma de los libros de la misma manera en la que el antagonista del anterior relato, de Poppy Z. Brite, por lo que este orden de lectura resulta más que adecuado.

 

FAT FACE

Michael Shea: Es un escritor estadounidense de ciencia ficción, fantasía y terror nacido en 1943. Ha ganado en diversas ocasiones el World Fantasy Award y su trabajo incluye Nifft the Lean (1982), The Mines of Behemoth (1997), The A’Rak (2000) y In Yana, the Touch of Undying (1985). Las historias de Nifft son un claro ejemplo del género de espada y brujería y resultan notables por su representación imaginativa del mundo de los demonios, y su mezcla de horror y humor macabro. Una de sus primeras novelas The Color out of Time, es una secuela y un tribute, por partes iguales, a la historia de Lovecraft El Color que vino del Espacio (The Colour out of Space, 1927). Ha sido finalista en una ocasión del premio Hugo (The Autopsy, 1980) y en dos del premio Nébula (The Angel of Death, 1979 y The Autopsy, 1980)

Acerca de la obra: Patti es una joven prostituta indecisa por naturaleza que decide regresar al lugar donde comenzó a ejercer la calle, el vestíbulo del hotel Parnassus. Frente a dicho edificio se alza una moles de diez plantas en cuyo cuarto piso tiene dos negocios un hombre al que conocen únicamente como Fat-Face: una Clínica Hidroterápica y un Refugio para Animales de Compañía. El individuo, algo esquivo, despierta fantasías de todo tipo en Patti, que lo imagina como un viudo agradecido, un hombre benevolente y quizá algo falto de afecto y pasión humana por su aspecto. Al poco, Patti recibe una carta a través del propietario de un quiosco de prensa cercano que lee junto a su amiga Sheri, también prostituta, que comienza con un tétrico: Queridas niñas, ¿cómo corteja un lord de Shoggoth? ¡Ni siquiera habéis pensado en preguntarlo! A partir de ese momento se desata la pesadilla hasta el estremecedor final.

Desde que leí la primera edición de este libro, cuando se publicó en Solaris Fantasía, este relato se convirtió por méritos propios en mi favorito. Con un estilo impecable, Michael Shea nos introduce en la vida de dos prostitutas cuyas vidas se ven alteradas por la existencia de ese hombre, Fat Face, cuyos motivos no están muy claros y que despierta el morbo de la protagonista, Patti, a la que pierde su curiosidad. Quizá el ritmo del inicio y el nudo sean algo lentos, pero el brillante uso de la narración de Shea logra hacer que nos olvidemos de ese pequeño problema y nos situemos con facilidad en medio de la historia. El desenlace es aún más efectivo si se conoce poco o nada de la Mitología de Cthulhu, como era mi caso cuando leí el relato por vez primera, pero pese a todo está resuelto de forma vibrante. Lo espantoso, lo asombroso y lo macabro se unen al descubrir quién es Fat Face, qué es lo que hace y cuáles son sus verdaderos objetivos. Y adquirir ese conocimiento bien puede suponer la pérdida de la cordura… y de la vida. Añadiré un extracto de una canción que aparece en la carta recibida por la protagonista:

Tu velo será el baño de sangre

que oscurece y ahoga tus moribundos ojos.

Tendrás por damas de honor el Dolor y el Espanto,

como votos farfullarás blasfemias.

Mi abrasadora carne será tu vestido,

y la Agonía tu canción nupcial.

Serás a la vez mi pan

y, devanando tus sentidos, me verás comer.

 

EL PEZ GORDO

Kim Newman: Nacido el 31 de julio de 1959 es un periodista inglés, crítico de cine y escritor. Estudió filología inglesa en la Universidad de Sussex. Al principio de su carrera, Newman trabajó como periodista en varias publicaciones. Un rasgo recurrente de sus obras de ficción es su interés por reinterpretar figuras literarias, históricas y del cine, o introducir personajes de otros autores en nuevos escenarios, bien de historia alternativa realista o fantástica. Ha ganado los premios Bram Stoker, International Horror Guild, el BSFA, y ha sido nominado al World Fantasy Award. Para libros de franquicias como Warhammer 40K emplea el pseudónimo de Jack Yeovil.

Acerca de la obra: La acción transcurre durante la Segunda Guerra Mundial, con los Estados Unidos en guerra contra el Imperio Japonés. Un detective privado, al estilo de Philip Marlowe o Sam Spade aunque con tintes más cómicos, es contratado por Janey Wilde siguiendo una antigua recomendación de Laird Brunette para saber el paradero de este último, aparentemente captado por uno de los muchos cultos religiosos del lugar. Sin embargo, el verdadero objetivo, que tanto el detective como el lector conocen más tarde, es rescatar al bebé de ambos. La investigación está directamente relacionada con los sucesos de los años 20 en torno a Innsmouth y el Arrecife del Diablo. El culto en cuestión es La Orden Esotérica de Dagon, a la que el protagonista apostilla con un Padre, Hijo y Calamar Santo ante una descendiente de Obed Marsh, el fundador. Su investigación le lleva a descubrir que la ciudad sumergida y destruida del Arrecife tiene una Ciudad Hermana bajo las aguas de la Bahía de Bay City. Los Profundos aguardan una oportunidad para salir a la superficie que está a punto de presentase.

Como ya ha sucedido con otros muchos relatos, algunos incluidos en es esta antología, El Pez Gordo es el resultado de una fusión de géneros en los que uno de ellos son los Mitos de Cthulhu. En este caso es la más clásica novela negra el elegido. Divertida y por momentos hilarante, supone una continuación de La Sombra sobre Innsmouth unos veinte años después. Sin profundizar demasiado en la cosmología lovecraftiana ni provocar en ningún momento sensación de terror en el lector, el relato mantiene el mismo nivel de calidad de principio a fin y resulta una lectura más que entretenida.

 

"LO HABÍA ARRUGADO DESPREOCUPADAMENTE EN MI BOLSILLO... ¡PERO POR DIOS, ELIOT, ERA UNA FOTOGRAFÍA DE LA VIDA!"

Joanna Russ: Es una escritora feminista norteamericana nacida en 1937 autora de numerosos trabajos de ciencia ficción, fantasía y crítica literaria feminista. Su trabajo más conocido en este último campo es El Hombre Hembra (The Female Man, 1975), una novela en la que se combinan la ficción utópica con la sátira. Usa la teoría de mundos paralelos para mostrar las formas en las que las diferentes sociedades pueden producir diferentes versiones de la misma persona y cómo esto supone variaciones en los roles y conductas sexuales. Ha ganado un premio Hugo, para el que ha estado nominada nueve veces, por When It Changed y otro Nébula, para el que lo estuvo en tres ocasiones, por Almas (Souls). En los últimos tiempos casi ha publicado pocas obras a causa de severos dolores de espalda y de sufrir el síndrome de fatiga crónica.

Acerca de la obra: Como historia de segunda boca nos encontramos con el relato de Irvin Rubin, un contable de la pequeña empresa editora, Fantasy Press, cuya ocupación consiste en las ventas de lotes de libros con descuento. Solitario, introvertido y lector compulsivo, Irvin se presenta, sin embargo, una mañana ante la señorita Kramer, una compañera, y le confiesa que precisa su ayuda para concertar una cita con una chica. Una verdadera dama, según el propio Irvin, a la que conoció en Central Park. Tratando de ayudarle a acertar en la forma de cortejarla, la señorita Kramer se convierte en su consejera, descubriendo las extravagancias y rarezas de la aún no formada pareja a través del discurso de Irvin, obnubilado de amor.

Joanna Russ ha escrito una brevísima historia romántica aderezada con un cierto componente de los Mitos de Cthulhu encarnados en la enamorada de Irvin Rubin. Lejos del horror cósmico lovecraftiano, el relato sí logra transmitir una cierta inquietud. La conclusión de la historia, cuyo desenlace sí es claro, se realiza fuera del alcance del lector y sólo podemos suponer lo sucedido a través del relato de Kramer. Esta distancia dota de esa verosimilitud que algunos admiramos cuando no todo nos es contado, dejando buena parte de los hechos a la inteligencia e imaginación del lector.

 

H.P.L.

Gahan Wilson: Nacido en los Estados Unidos en 1930, es un autor, dibujante y creador de dibujos animados dotado de un estilo particular y reconociblemente grotesco y un oscuro sentido del humor comparable a Charles Addams, creador de La Familia Addams. La diferencia principal es que Addams es más gótico y tradicional y Wilson es más contemporáneo y rompedor. Sus dibujos y sus textos han aparecido en Playboy, Collier's Weekly, The New Yorker y The Magazine of Fantasy and Science Fiction. Su tira Nuts es una sátira contra la vision infantiloide del mundo de Peanuts, mostrando un punto de vista mucho más oscuro e igualmente cómico. Ha recibido los premios World Fantasy Convention, en 1981, y el National Cartoonist Society's Milton Caniff Lifetime Achievement en 2005.

Acerca de la obra: Edward, verdadero fanático y seguidor de H.P. Lovecraft, es invitado por el mismísimo autor a pasar un tiempo en su hogar. Lejos de estar muerto, el centenario escritor convive junto a Clark Ashton-Smith, que finge ser un simple cochero. La historia se torna aún más tenebrosa cuando este último le confiesa a Edward que, en realidad, está muerto desde hace años y ha sido traído de regreso a la vida usando las sales esenciales que aparecen en El Caso de Charles Dexter Ward. Los libros que se mencionaban en los innumerables relatos de terror son reales y tienen su lugar en las pobladas estanterías de la biblioteca de la casa de Lovecraft. El horror en arcilla, los seres de más allá de nuestro mundo... todo ello es real.

Plagado de guiños y referencias directas a los relatos que ambos crearon, este relato hará las delicias de los fans de Lovecraft y Ashton Smith. Esta curiosa ucronía sobre la vida del maestro incorpora la respuesta a una clásica pregunta con la que arrancan muchos de los más entretenidos pastiches lovecraftianos (¿y si las criaturas de los Mitos existieran en el mundo real?) En este caso, con la notable diferencia de que los creadores de la mayor parte del panteón alienígena aún siguen con vida. La historia, con un cierto paralelismo en su tramo final con El Horror de Dunwich, profundiza un poco en el pensamiento de un Lovecraft que aún no ha conocido la tumba pero que se encuentra cercano a encontrarse con su destino final. Sin llegar a ser un relato inolvidable, sin duda destaca entre los demás por la utilización de dos de los más destacados autores del género pulp.

 

EL INIMAGINABLE

Bruce Sterling: Es un escritor estadounidense de ciencia ficción nacido en 1954. Se le considera uno de los fundadores del afamado movimiento cyberpunk, que fusiona la alta tecnología con un bajo nivel de vida, junto con William Gibson y otros autores. También ha escrito relatos fantásticos, históricos y del género steampunk (término tomado del anterior en el que se fusiona una época, general aunque no exclusivamente la victoriana, con artefactos de todo tipo movidos a vapor. Su primera novela Involution Ocean (1977) presenta el rico mundo de Nullaqua que es parcialmente un pastiche de ficción de Moby Dick (Herman Melville, 1851). La Factoría de Ideas ha publicado algunas de sus novelas: La máquina diferencial (The Difference Engine, Bruce Sterling/William Gibson, 1990) y Distracción (Distraction, 1998), ganadora del premio Arthur C. Clarke del año 2000.

Acerca de la obra: Los doctores Ivan Tsyganov y Elwood Doughty son dos científicos que dialogan en una cabaña con una Baba Yaga con seis patas articuladas. Pese a que sólo se insinúa, podemos suponer que es una criatura viva. La última de las guerras ha terminado y Doughty no desea más que acabar con todas sus obligaciones y regresar a casa con su familia. No obstante, ambos desean dejar atrás cosas como la Bomba Azathoth, los juggernauts, los leviatanes surgidos todos del contacto con una entidad demoniaca que habita en el abismo entre universos. El americano, además, se muestra convencido de que lo que hicieron era lo correcto, incluso aunque eso supuso contactar con una criatura que contamina todo a su paso: el Inimaginable. Se siente tranquilo y seguro de no haber sido alcanzado por ese ser… pero se da cuenta de que la contaminación está más cerca de lo que cree cuando recibe una llamada de su mujer.

Sterling nos presenta un relato breve enmarcado en un mundo surrealista postapocalíptico donde se han empleado las abominaciones descritas en los Mitos como armas de destrucción masiva en una cruenta guerra. Dicho enfrentamiento ha desatado en el mundo una serie de horrores desconocidos hasta ese momento que hace dudar a las personas más racionales, como es el ruso Tsyganov, de la conveniencia de su uso. La voz de los exaltados, representada por el americano Doughty, confiesa estar dispuesto a cuanto sea preciso en la consecución de los objetivos, sin tener en cuenta el precio a pagar. El paralelismo con la situación del final de la Segunda Guerra Mundial es más que evidente, con los americanos arrojando las terribles bombas atómicas sobre las ciudades de Hiroshima y Nagasaki y conduciendo al mundo hacia una carrera armamentística que lo capacita más que sobradamente para su autodestrucción más absoluta. Salpicado con unas cuantas descripciones, especialmente al comienzo, el relato se centra en el diálogo entre los dos personajes con un abrupto e inesperado final fuera de escena. Curioso y nada convencional.

 

EL NEGRO CON UNA TROMPETA

Theodore Eibon Donald Klein: Es un escritor y editor de terror estadounidense nacido en 1947. Se licenció en la Universidad de Brown, donde escribió su tesis doctoral acerca de H.P. Lovecraft. Sus trabajos han sido escasos debido al clásico terror a la hoja en blanco que él mismo confiesa, pero de una calidad remarcable, por encima de autores más prolíficos. Fue editor de la revista Twilight Zone desde su creación en 1981 hasta 1985 y de la efímera Crime Beat. Añadió el apodo Eibon a su nombre (tomado de la obra de Clark Asthon Smith) para que las iniciales de su nombre formaran el diminutivo de su nombre. Comenzó a destacar con las novelas cortas Los Sucesos en Poroth Farm (The Events at Poroth Farm, 1972), Ceremonias Macabras (The Ceremonies, 1984) y el libro Dioses Oscuros (Dark Gods, 1985) también ha escrito el guión para la película Trauma (1993) del director italiano Dario Argento.

Acerca de la obra: Un discípulo de Lovecraft, profesor ya retirado y escritor, con setenta y seis años a sus espaldas, recibe el vómito de una señora mientras vuelan en un avión comercial. Al cambiarle de sitio, pues no desea repetir la experiencia, conoce a un misionero que había estado destinado en la región de Negri Semnbilan, al sur de Kuala Lumpur. Allí conoció a los chauchas, una gente amable en sus maneras pero que practicaban horrendos rituales. De visita con su sobrina Terry en el Museo de Historia Natural de Nueva York descubre una figura de negro que toca la trompeta que representa el Heraldo de la Muerte y que pertenece a la tribu de los Tcho-Tcho, mencionados por Lovecraft y Chambers en sus relatos. Tras la desaparición del misionero, que aparece publicada en los diarios, encuentra la relación entre este hecho y el misterioso hombre de negro con trompeta que anuncia la muerte, sobre el que decide investigar con desastrosos resultados que le llevan a resignarse ante lo inevitable.

El relato está dividido en nueve pequeños capítulos, cada uno de los cuales cuenta a modo de cita con una frase extraída de la abundante correspondencia de Lovecraft. Este pequeño detalle ayuda, y mucho, a situarnos en los pensamientos del hombre y alejarnos unos segundos de su oscuro universo interior como escritor. Y sin embargo, como es lógico, cada cita está íntimamente relacionada con la acción que se narra en ese capítulo. El narrador utilizado, narrador protagonista, ayuda a la mayor credibilidad de la historia. Incluso el hecho de admitir que determinados elementos se encuentran también en obras literarias relacionadas con los Mitos le trasfiere esa veracidad. Al tiempo que es uno de los relatos mejor conseguidos de la antología, por su gran cantidad de datos y elementos relacionados con los Mitos, resulta muy interesante de leer.

 

EL ARCANO FILTRO DEL AMOR

Esther Mona Friesner-Stutzman: Nacida en 1951, es una escritora americana de ciencia ficción y fantasía principalmente conocida por sus historias humorísticas. Además de relatos cortos, también ha publicado un buen número de novelas y es una prolífica editora de antologías. Frecuentemente es invitada de honor en las convenciones de ciencia ficción (Bubonicon, Arisia, Boskone, Baycon y Albacon) y ha sido nominada en diversas ocasiones a los premios Hugo y Nébula, resultando vencedora en la categoría de Mejor Relato Breve en 1995 y 1996 por los relatos Death and the Librarian (no traducido en el momento de realizar el presente artículo) y Un cumpleaños (A Birthday). Entre sus libros más recientes se encuentran Nobody’s Princess (2007), sobre Helena de Esparta y su secuela Nobody's Prize (2008). Dentro de la saga Nobody’s ha publicado también Sphinx's Princess (2009).

Acerca de la obra: Robin Pennyworth es un esclavo oficinista de una de las más importantes publicaciones de novela romántica, Columbine Press, Inc. Su superiora, Marybeth Conran, acaba de hacer un descubrimiento en la figura de la señorita Sarah Pickman, que escribe bajo el nombre de pluma de H.P. Lovecraft, a la que desea comprar todas las obras que escriba (o adapte de un familiar suyo, como al poco descubre) sin que se dé cuenta de su verdadero valor editorial. Para mantenerla en la ignorancia, Conran envía a Pennyworth, con esa idea pero ambos terminan enamorándose. Sarah está en contacto con todas las entidades de los Mitos, que conviven con ella con una familiaridad cómica y gracias a los cuales él y su amado terminan ocupando los puestos que verdaderamente merecen en la editorial. Y, curiosamente, al final del relato Robin Pennyworth contacta con una escritora cuya primera obra es también de gran calidad: La Mujer del Bárbaro, y que por cuya descripción intuimos que se trata de Sonja la Roja…

Como ya hemos visto en algún otro momento y tan exhaustivamente explicó Rafael Llopis en Los Mitos de Cthulhu de Alianza Editorial (1969) haciendo referencia a todo tipo de mitologías, los mitos pasan por cinco etapas: horror numinoso, leyenda folclórica, arte fantástico o terrorífico, humorismo y bufonada. Perteneciente a un estadio intermedio entre los dos últimos, El Arcano Filtro del Amor tiene una escena que resulta totalmente hilarante en la que Sarah Pickman dialoga con los monstruos de los Mitos, convertidos en poco más que teleñecos que viven en su habitación y viajan con ella donde quiera que va. Sin embargo, entre bromas y risas podemos darnos cuenta de que, para el resto de los mortales, siguen siendo seres amenazadores y terribles. Divertido, con gran parte del texto de forma epistolar al más puro estilo El que Susurra en la Oscuridad, El Arcano Filtro del Amor resulta un entretenido soplo de aire fresco antes de seguir con el resto de relatos, más serios, aunque no necesariamente mejores.

 

LA ÚLTIMA FIESTA DE ARLEQUÍN

Thomas Ligotti: Es un escritor estadounidense nacido en 1953 en Michigan. A pesar de ser relativamente conocido, y ser aún figura de culto, ha recibido grandes elogios al ser comparado su trabajo con el de H.P. Lovecraft y Clive Barker. Inició su carrera como escritor en los 80, publicando una serie de cuentos en pequeñas publicaciones de prensa. Se ha llegado a pensar incluso que no es real, siendo su nombre una especie de pseudónimo colectivo para el trabajo conjunto de varios escritores, aunque ha concedido algunas entrevistas donde ha podido verse que es muy real. Su trabajo elude la violencia directa, es sutil, angustioso, deliberadamente repetitivo en ocasiones y siempre original. En 2007 vio la luz una novela gráfica, basada en algunos de sus relatos, titulada La Fábrica de Pesadillas (The Nightmare Factory). El éxito ha sido tan rotundo que en 2008 se publicó un segundo volumen.

Acerca de la obra: Un profesor universitario interesado por la figura del clown en diferentes contextos culturales es informado por un colega de una celebración anual que tiene lugar cada año en la ciudad de Mirocaw, durante el festival de invierno. De visita en la ciudad, se cruza con un hombre que resulta ser un viejo profesor de su época de estudiante: el doctor Raymond Thoss. Intrigado, se establece en el lugar unos días para la celebración del festejo, descubriendo que aquellos que van disfrazados de clown son considerados elegidos. Con las calles llenas del jolgorio típico de cualquier fiesta, el protagonista se disfraza como clown y sigue a estos a una camioneta que les lleva a un extraño destino. Una gruta excavada en la tierra conduce al grupo de clowns a una cámara donde se lleva a cabo una horrenda ceremonia donde parece rendirse culto al Gusano que Roe, o al Gusano Conquistador (en este caso). El protagonista huye, mas nadie le persigue pues, en un final que se prolonga hasta varios párrafos más adelante, descubrimos que a su manera siempre ha sido un integrante más del culto y está atado a él y a las verdades que esconde.

La Última Fiesta de Arlequín se encuentra también incluido dentro del tomo número veintiocho de esta misma colección titulado La Fábrica de Pesadillas (The Nightmare Factory). Se trata de un más que evidente tributo a Lovecraft y guarda ciertas semejanzas deliberadas con El Ceremonial (The Festival, 1920) uno de los relatos más clásicos de Lovecraft en los que un hombre de ciudad vuelve a sus raíces al regresar al pueblo donde habita su familia desde tiempos inmemoriales. De igual modo, La Última Fiesta de Arlequín vuelve sobre ese concepto de retorno a los inicios, las ceremonias ancestrales y los ritos extraños usando para ello la figura del arlequín, tan tétrica para algunos como los payasos (recordemos It, de Stephen King). De hecho, dos de las posibles etimologías de este sustantivo serían Hellequin, el nombre de un demonio, o Hell King, traducible como el Rey del Infierno. Tampoco debemos pasar por alto, y el relato nos lo recuerda, la similitud que existe entre el apellido del oficiante de la ceremonia subterránea, Thoss, y el nombre de Thoth, una de las más importantes deidades del panteón egipcio cuyo nombre está tan relacionado con los Mitos (como en Azathoth). El relato está dividido en siete capítulos, escritos con la calidad y el elegante estilo que siempre luce Thomas Ligotti, y resulta reseñable más allá de las preferencias personales sobre su obra. Al igual que se ha dicho en alguna que otra ocasión del mismo Lovecraft, resulta curioso que se sospeche que su nombre es tan sólo un sello bajo el que firmarían un colectivo de autores. ¿Quién sabe? Todo es posible…

 

LA SOMBRA EN EL UMBRAL

James Paul Blaylock: Es un autor norteamericano de fantasía nacido en 1950. Las novelas de Blaylock pueden ser agrupadas por trilogías, atendiendo a sus personajes o ambientaciones comunes, aunque pueden ser leídas de forma independiente. Tiene un estilo distintivo con toques cómicos. Muchos de sus libros se sitúan en California, de donde es originario, y se pueden catalogar como fábulas; con hechos fantásticos que ocurren en el mundo real en el momento presente, a diferencia de la fantasía tradicional situada en otros mundos. Sus trabajos también se han catalogado como realismo mágico. Ha colaborado con el escritor Tim Powers en la creación de obras como The Better Boy (1992), On Pirates (2001), y The William Ashbless Memorial Cookbook (2002).

Acerca de la obra: Meses después de haber desmantelado su acuario y mientras lee una novela de Julio Verne, un hombre escucha ruidos en el porche de su casa que le traen recuerdos de su infancia. En concreto las furtivas visitas a tres acuarios distintos. Uno en su ciudad natal, otro en San Francisco y el último en la ciudad marítima de San Pedro, California. En cada uno de ellos tuvo extrañas experiencias con una característica común: las tres tiendas parecen ser la misma, y regentándolas hay un pequeño y silencioso hombre oriental. La figura que cree ver, o imaginar, en la puerta de su entrada no es más que un conjunto de sombras.

En mi modesta opinión (que a veces resulta de todo menos modesta, lo admito) este es uno de esos relatos que comentaba anteriormente que no por ser más serio resulta de mejor calidad o más relacionado con los Mitos de Cthulhu. Es cierto que Blaylock se ha tomado la molestia de añadir un elemento lovecraftiano al relato, me refiero al individuo con aspecto de degenerado camino de convertirse en Profundo, pero no resulta suficiente. Las descripciones efectuadas tienen una riqueza exquisita, con una cantidad de detalles que dota al texto de filigranas decorativas por doquier. Por un instante recordé la obra de Lord Dunsany, tan profusa en detalles (como en Días de Ocio en el País del Yann o Una Tienda en Go-by Street), pero el autor anglo-irlandés no aburre nunca por más que en algunos de sus relatos parezca que no sucede nada importante que los justifique. Creo que en este caso nos encontramos ante una inclusión, o intrusión, gratuita de un relato en la antología.

 

SEÑOR DE LA TIERRA

Gene Wolfe: Es un escritor estadounidense de ciencia ficción y fantasía nacido en 1931. Destaca por la profundidad de sus obras, así como la fuerte influencia de su fe católica. Es un prolífico escritor de novelas y cuentos cortos que ha ganado el Premio Nébula y el World Fantasy Award dos veces cada uno, el Campbell Memorial Award, y el Locus Award cuatro veces. Ha sido nominado para el Premio Hugo en varias ocasiones. En 1996 fue galardonado con el World Fantasy Award for Lifetime Achievement. Su trabajo más conocido y reseñable es El Libro del Sol Nuevo (The Book of the New Sun), una novela escrita en cuatro partes La Sombra del Torturador (The Shadow of the Torturer, 1980), La Garra del Conciliador (The Claw of the Conciliator, 1981), La Espada del Lictor (The Sword of the Lictor, 1982) y La Ciudadela del Autarca (The Citadel of the Autarch, 1983) con un profundo trasfondo religioso.

Acerca de la obra: El profesor Cooper es un nebraskano que entrevista al anciano Hop Thacker, que vive junto a su nieta Sarah, y que comienza a relatarle un hecho sucedido en un cálido verano mientras aún era niño. Tras la muerte de un par de cerdos de un vecino, que comenzarían a descomponerse pronto por el calor, una criatura descendió de la colina cercana a por él: el chupaalmas. Le cuenta que en una competición de matar, uno de los participantes disparó a una extraña figura oscura que preguntó con voz tenebrosa quién era el que le había disparado, con la boca llena de gusanos. En uno de los libros del profesor aparece la figura de An-uat, el Señor de la Tierra (la Necrópolis) al que se le supone aún adorado por los magos modernos. La nieta de Thacker intenta por todos los medios que Cooper la lleve consigo a la ciudad. Porque en realidad el lugar esconde una oscura verdad sobre el chupaalmas y los relatos que ha escuchado de Hop Thacker son en realidad advertencias para que huya de allí.

Al igual que sucediera con el relato que abría esta antología, Los Barrens, nos encontramos ante un relato que está basado en el folclore de una zona rural de los Estados Unidos. La criatura, en este caso, es un ser que parece transmitirse de un animal al hombre y luego de persona en persona como si poseyera su alma cuando, en realidad, se trata de una infección, un parásito de procedencia alienígena (o eso nos cabe suponer si es que deseamos darle algún tinte lovecraftiano al relato). No obstante, obviando el nada desdeñable detalle de la falta de cohesión con los Mitos, la historia funciona muy bien como relato de suspense y terror. El protagonista, medio paso por detrás del lector, se ve envuelto en una extraña trama de incierto resultado ante la cual se muestra escéptico hasta casi el mismísimo final. El autor mantiene de forma correcta el suspense mediante el uso del narrador cuasi-omnisciente, dejando buena parte de la trama en el aire durante algún tiempo… hasta el ambivalente final. A pesar de no estar entre los favoritos de los lectores de la presente antología por las razones ya vistas, merece la pena el tiempo invertido en su lectura que, además, es poco.

 

LOS ROSTROS DE PINE DUNES

Ramsey Campbell: John Ramsey Campbell nació en Merseyside, Liverpool, el 4 de enero de 1946. Es escritor de relato corto, novelista y editor. Está considerado por la crítica especializada como uno de los grandes maestros del terror actual. Su precocidad en la escritura, así como su cuidado estilo, le llevó ser publicado por vez primera en 1964 por Arkham House. Aconsejado por su editor, August Derleth, reescribió sus relatos cambiando las localizaciones típicamente de Lovecraft por otras, igualmente imaginarias, de su Inglaterra natal. De escritor de pastiche pasó a convertirse en un autor de estilo propio que mostraba, y aún muestra, una facilidad inusitada para asumir el punto de vista de mentes enfermizas quizá no vista desde el gran maestro del terror Edgar Allan Poe. Su obra puede dividirse en dos grupos, principalmente: novelas realistas y sobrenaturales, ambos con una calidad literaria soberbia.

Acerca de la obra: Michael es un joven que vive en una caravana con sus padres, formando una familia que lleva una vida itinerante. Cierta noche, establecidos en Pine Dunes, la madre quiere marcharse del lugar a otro sitio nuevo, pero el padre desea quedarse. Discuten y Michael sale a pasear por el bosque y, cuando regresa, sus padres han salido. Aburrido, vuelve a salir y encuentra un local, Las Cuatro de la Madrugada, donde conoce a una joven muy singular llamada June. El joven aceptó un trabajo de camarero en dicho pub y, cada vez más insistentemente, se pregunta a dónde irán sus padres durante la noche y las razones para la elección de los lugares donde han vivido. Cierta noche encuentra una serie de libros donde figuran una serie de extraños e impronunciables nombres como Glaaki, Vermis, Cthulhu y expresiones como la ingestión, el apareamiento más allá del matrimonio y la mezcla y la fusión. Finalmente, Michael y June tienen que enfrentarse a la horrenda verdad de la familia del chico, especialmente el destino de sus padres, íntimamente relacionado con el suyo propio… pero en algún momento del futuro.

Dividido en cinco capítulos de breve longitud, Los Rostros de Pine Dunes es un relato de descubrimiento. El joven Michael tiene que enfrentarse con los secretos de la familia y el verdadero rostro de los padres. Más allá de la alegoría que pueda esconderse acerca de la maduración del individuo (necesidad de un espacio propio, el deseo de independencia), la búsqueda del amor (representado en June) y la relación de éste con los padres ante los que se rebela (y que pasan a ser dos extraños, que comprenden tan poco a su vástago como este a ellos) Los Rostros de Pine Dunes es una historia de horror que contiene los elementos que estábamos esperando ver desde hacía algunos relatos: misterio, brujería, un pasado a esconder, libros malditos, revelaciones impías y el terror de la verdad, liberadora pese a todo. Ramsey Campbell, autor de algunos de los mejores libros de terror de los últimos tiempos, también domina a la perfección el relato corto. Es evidente.

 

SOBRE LA LOSA

Harlan Jay Ellison: Nacido en Estados Unidos en 1934, es un prolífico y destacado escritor de novelas y relatos especializado en literatura fantástica, de terror y, muy especialmente, de ciencia ficción. En 1956 comenzó a enviar historias de ciencia ficción a diversas revistas hasta que al año siguiente lo llamaron para servir dos años en el ejército. En 1962, se mudó a California y comenzó a escribir material para series de ciencia ficción como The Outer Limits, The Twilight Zone, Star Trek (la serie original) o Babylon 5. Ha ganado multitud de premios por los libros, historias, ensayos, columnas y series televisivas que han visto la luz, destacando el Hugo, Nébula, Bram Stoker, un premio de la Horror Writers Association y varios Edgar Allan Poe y Audie. Uno de sus relatos más conocidos es No Tengo Boca y Debo Gritar (I Have No Mouth and I Must Scream, 1967)

Acerca de la obra: El difunto George Gibree descubrió mucho tiempo antes de suicidarse que un terrible rayo había partido el suelo de su propiedad en dos mostrando a una criatura de piel rosada, unos diez metros de altura y un único ojo verde de dos pupilas. El empresario Frank Kneller compró al ser y decidió mostrarlo al público a cambio de tres dólares por persona. Millares de personas desfilaron ante el gran hombre, como lo llamaba él, y la naturaleza de su existencia misma, así como las heridas que mostraba en la zona del corazón, resultaban un completo misterio. Cierta noche, una criatura con aspecto de ave pero gigantesco tamaño hace su aparición y comienza a atacar el cuerpo, que no está tan muerto como parecía. Naturalmente, existe un secreto que descubrir, uno que hace que Frank Kneller comprenda la vacuidad de su vida y de lo imperfecto de la existencia humana en general.

Harlan Ellison es uno de los grandes autores de la ciencia ficción moderna y, en este caso, sigue haciendo honor a su nombre. La aparición de la extraña criatura, tan cercana y lejana a la Humanidad a un tiempo, se produce en medio de una tormenta de rayos. Parece difícil evitar pensar en el insinuado, que nunca descrito, catalizador para traer a la vida al legendario monstruo de Frankenstein (Frankenstein, Mary Shelley, 1818) que, al igual que la criatura del relato, tampoco tuvo nunca un nombre. El ser encontrado por Gibree es una criatura enorme, con apariencia pacífica y perseguida por otra bestia aún más terrible. Con un estilo muy similar a cualquier capítulo de The Outer Limits o The Twilight Zone, la historia del descubrimiento de la criatura termina con una pequeña moralina que provoca un impacto en Kneller. El empresario había usado al ser como un medio más para ganar dinero, aunque había quedado realmente impactado por él. Harlan ha tenido siempre un estilo sencillo, a ratos muy visual y con las descripciones justas para ambientar las escenas, sin excesos descriptivos gratuitos y, en esta ocasión, sigue esas pautas. Pese a no tratarse de un relato de horror, salvo quizá en sus fragmentos finales, no puede negarse que es ciertamente cósmico.

 

24 VISTAS DEL MONTE FUJI, POR HOKUSAI

Roger Joseph Zelazny: Nacido en 1937 y fallecido en 1995, era un escritor estadounidense de relato y novela de ciencia ficción y fantasía. Ganó en seis ocasiones el prestigioso premio Hugo, entre otros trabajos, por Tú, el Inmortal (This Inmortal, 1966) y El Señor de la Luz (Lord of Light, 1968). Zelazny concebía y retrataba mundos con sistemas mágicos, poderes y seres supernaturales plausibles por medio de cautivadoras descripciones que distinguieron sus trabajos de los de otros autores similares. Fue un escritor prolífico y creaba un escenario completamente nuevo para cada libro, con la notable excepción de Las Crónicas de Ámbar (diez novelas y siete relatos) y las novelas relacionadas entre sí Changeling (1980) / Madwand (1981), La Isla de los Muertos (Isle of the Dead, 1969) / To Die in Italbar (1973), y Dilvish, el Maldito (Dilvish, the Damned, 1982) / La Tierra Cambiante (The Changeling Land, 1981)

Acerca de la obra: Mari y Kit eran un matrimonio hasta la muerte del hombre. Ahora su esposa realiza un peregrinaje siguiendo veinticuatro de las cuarenta y seis pinturas que realizó el pintor Hokusai del monte Fuji. Su viaje es una huida. Cosas como la contabilidad centralizada de un hotel pueden alertar a su perseguidor de dónde se encuentra, aunque éste siempre parece tener la facultad de encontrarla allá donde vaya. Como el lector puede suponer su perseguidor es Kit, su difunto marido, y Mari siente sus fuerzas flaquear poco a poco, sabiendo que se aproxima su propia muerte. De forma totalmente deliberada, no voy a contar más de este relato (demasiado he dicho ya) que merece ser descubierto por lectores inquietos y ávidos de historias diferentes.

En muy diversos foros y en reseñas dedicadas a esta antología, se anuncia a bombo y platillo que estas 24 Vistas del Monte Fuji, por Hokusai es una verdadera obra maestra y que por sí sola ya vale lo que el lector paga por el libro. Pues sin que sirva de precedente, debo admitir que es completamente cierto. A pesar de no encontrarnos ante un relato calificable como perteneciente al horror cósmico, sí es cierto que se trata de la historia más interesante y exquisita de cuantas se presentan en la antología y, por ello, vamos a ignorar completamente que cumpla sólo por los pelos con la premisa principal para su inclusión. Como detalle anecdótico, podemos destacar que los aparentemente veinticuatro capítulos son, en realidad, tan sólo veintitrés. El lector comprenderá la razón de esto. Analizando más seriamente la obra, Zelazny se ha tomado una gran molestia en reflejar buena parte de la cultura japonesa, sus mitos y costumbres, así como muchos otros de la cultura occidental, creando un rico mosaico que decora y enriquece un relato de por sí sobresaliente. Algunas palabras de terminología nipona fuerzan al lector a buscar en Internet su significado, que en la mayor parte de las ocasiones se refiere a una expresión que no puede traducirse con una sola palabra ni en castellano ni en el inglés original, y que añaden aún más esplendor al conjunto. Magnífico relato y magnífica conclusión de la antología.

 

DENTRO DE LA COLECCIÓN

Nuevamente nos encontramos ante una antología basada en la rica ambientación creada por Howard Phillips Lovecraft y su famoso Círculo. Dentro de la colección Solaris Terror supone el cuarto y penúltimo recopilatorio lovecraftiano. Su publicación resultó toda una jugarreta para aquellos que quisimos hacer la colección completa y que previamente habíamos comprado el volumen como parte de Solaris Fantasía. ¿Llenábamos el hueco que quedaba en la estantería con el libro azul o comprábamos el marrón oscuro? Tengo que admitir que fui de los coleccionistas acérrimos que optó por la segunda opción, regalando previamente el primero. Poco tiempo más tarde, en Solaris Terror 10, nos encontraremos con Los Discípulos de Cthulhu (The Disciples of Cthulhu, 1976) último recopilatorio dedicado a los sucesores de la obra de Lovecraft.

Como detalle adicional, pero no baladí precisamente, cabe destacar la gran cantidad de faltas relativas a una excesiva velocidad en la corrección del texto, principalmente en el espaciado del mismo. Palabras sin separar por espacios, comas y puntos sin espacio posterior y el hecho de que todos los guiones del texto sean largos (guiones de diálogo incluso donde debiera haber un guión sencillo). Eso sí: la traducción de Domingo Santos es, como siempre, excelente.

 

Calificación: 90

Título: Cthulhu 2000

Autor: Varios

Editorial: La Factoría de Ideas

Edición: Rústica, 376 páginas

Lo mejor: La extraordinaria reunión de autores y relatos.

Lo peor: Como siempre, no todos los relatos están relacionados con la idea troncal de la antología.

Sinopsis: Cthulhu 2000 es un reflejo de los mundos de H.P. Lovecraft, narrador supremo de lo sobrenatural. Muchos de los dieciocho escalofriantes relatos contemporáneos habrían hecho sentirse orgulloso al maestro.

 

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 196110

Impresionante la reseña, y también el elenco de autores que participaron en el libro. Me lo apunto como futura lectura, porque creo que valdrá la pena.

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

Imagen de Oca
Oca
Desconectado
Poblador desde: 12/05/2010
Puntos: 1

Impresionante la reseña del libre, está realizada con tal detalle que me ha dejado asombrado. Es la mejor reseña que he encontrado por la web. Y es por eso por lo que me he registrado, para pedirte el favor de ceder la reseña para una revista online que estamos haciendo. ¿Te importaría? Pondríamos tu nombre y la dirección de donde hemos sacado tal reseña.

 

Gracias!!!

 OcioZero · Condiciones de uso