Derechos de autor y de lector

Imagen de Edit-ando

Una editorial pide a un blog que retire sus textos del mismo, y a mí, este último, que les eche un cable

Era inevitable: vuelve la polémica de los derechos de autor. Y digo inevitable porque, hasta que no exista una normativa internacional razonable estamos condenados a que continúen los conflictos y pague el pato el de siempre: el más débil. El tema es muy espinoso, así que ruego que nos leamos todos unos a otros con mucha calma antes de encendernos. Intentemos ver el problema desde todos los ángulos, vaya. Y, para empezar, remito un fragmento del comunicado en cuestión, que encontraréis íntegro en http://biblio-peque.blogspot.com/:

[...] la convocatoria principal a la asamblea tiene como objetivo fundamental, comunicarle a los chicos que la Editorial Sigmar nos intimó a “bajar” de nuestros blogs los cuentos de Sigmar que los chicos tipearon para los más pequeñitos. Si bien, Berenice es la única que está al tanto de esta desconsiderada actitud por parte de la editorial arriba mencionada, no sabe que el contador Armando Bermúdez de Sigmar, hoy volvió a llamar exigiendo se cumpla con las exigencias comerciales de su negocio.[...]

La situación se resume, a mi parecer, en que un blog sin ánimo de lucro y con fines culturales ha publicado las versiones de determinados cuentos de una editorial comercial que, obviamente, quiere explotarlos según le convenga (porque para eso es su negocio, del cual, a priori, viven).

Lo primero que hay que aclarar es que cada país tiene una normativa al respecto, así que las consideraciones que voy a hacer poco tienen que decir frente a un tribunal: ahí lo que contará será la legislación de Argentina, si no me equivoco. No obstante, creo que dedicar un tiempo de reflexión a este asunto es importante, porque esto es un conflicto de intereses, no una cuestión de buenos y malos.

Por parte de la editorial, hay un trabajo que se está utilizando sin su consentimiento. Tras ese trabajo (no conozco en detalle las obras) hay unos esfuerzos y unos gastos de tiempo y dinero. Las traducciones, las selecciones, las correcciones de estilo, la difusión... Todas estas actividades cuestan lo suyo, y merecen un reconocimiento y un respeto.

Por parte del blog hay un deseo de difundir la cultura, especialmente entre los niños. No es sólo que sea algo loable, sino que se trata de un derecho universal reconocido: el del acceso a la cultura. Su labor, por lo tanto, es también digna de respeto.

El problema está en cómo articular estas dos posiciones para que todos podamos disfrutar de nuestros derechos básicos: el de los trabajadores y el del acceso a la cultura. Del mismo modo que no puedes ponerte a saquear los cultivos de los campesinos para paliar el hambre en el mundo, no se puede disponer del trabajo de la gente que trabaja en la cultura a cualquier precio. Y aquí está el quid: ¿cuál es el precio adecuado?

En España (¡ojo: en España, que cada país es un mundo) se decidió en su día que la solución era el canon. Este es una tasa, una suerte de impuesto indirecto, que se grava sobre determinados dispositivos de copia y almacenamiento y sobre determinados negocios, como las copisterías.

No voy a entrar en si el sistema es bueno o malo o en qué dispositivos tienen que entrar en la lista de los que son gravados. Del mismo modo que los impuestos que pagamos los trabajadores sirven para hacer carreteras, por ejemplo, a pesar de que no todos los ciudadanos tenemos coche y/o viajamos por España, el canon garantiza que la copia privada (es decir, la réplica sin ánimo de lucro de contenidos culturales) es legal.

De este modo, en España (insisto) los propietarios de los derechos de autor ven compensado su uso y la población tiene derecho a acceder a ellos. En Argentina, lo lamento, no sé cómo está la cosa. Pero como sería de necios largar todo este rollo sin proponer alguna solución, aquí van algunas ideas que no pasan por aspectos legales, los cuales, aunque es importante tenerlos en cuenta, ni siquiera llegan a satisfacer a todo el mundo.

En primer lugar, creo que es importante darse cuenta que el enfado hay que tenerlo con quien corresponde. El que saca beneficio económico de que el texto esté colgado en Internet no es ni el editor (que lo merecería) ni el blog. De esta difusión de contenidos se lucran las compañías que obtienen ingresos por publicidad y las que venden conexiones a Internet.

Tampoco se puede coaccionar a la gente para que participe en las buenas iniciativas. Los donantes de sangre son necesarios, sí, pero tampoco es plan de que nos pongamos a decidir cada uno, a título individual, cuánta sangre nos podemos apropiar del vecino. Un editor es un empresario, y no necesariamente uno rico.

En segundo lugar, es vital buscar el entendimiento. Si no lo hay entre este editor y este blog, hay muchas alternativas. Si el frutero de la esquina no te da manzanas para repartir entre quien pasa hambre (y no entro ya en los motivos que pueda tener, si justificados o no), la solución, a no ser que sea un caso extremo, y este no lo es, no pasa por robarle una barquilla. ¿Qué podemos hacer si un editor no colabora para que los niños sigan pudiendo acceder a la cultura?

Lo primero, trabajar con textos libres de derechos de autor. Si un escritor lleva más de cien años muerto, sus obras están "libres" de derechos de autor. Eso sí, ojo con las traducciones: el traductor también tiene sus derechos sobre su trabajo. La propiedad intelectual debería ser tan inalienable como la física. Buscar obras libres de derechos es una buena opción, y sencilla.

Lo segundo, optar por trabajar con autores que compartan la filosofía de la libre distribución de contenidos, o que quieran apoyar este proyecto en particular. Es cuestión de enviar unos cuantos correos electrónicos o de buscar un poco. Existe lo que se llama el copyleft y también las licencias Creative Commons. Muchos autores nos conformamos con que nuestras obras salgan firmadas o simplemente se mencione la fuente, y a veces no siquiera esto se respeta.

Lo tercero, se puede intentar la creación de contenidos propios. ¿Por qué copiar obras conocidas si hay tantas por crear? Los niños son muy creativos, y con alguien que se ocupe de corregir las obras ya tendríais una buena fuente de material que, además, estimularía a los propios peques.

Resumiendo: La Editorial Sigmar tiene todo el derecho del mundo a querer vivir de su trabajo y, lo que es más importante, a querer mantener la potestad sobre el mismo. Los traductores, los escritores, los editores y todo el largo elenco de profesionales de la cultura son trabajadores, y sus derechos en tanto que trabajadores deberían ser inalienables.

Al mismo tiempo, la cultura es un bien universal, y debemos luchar porque esté al alcance de todos. Pero, y esto es importante, no es lícito cimentar unos derechos a costa de los de otros. Sobre todo cuando hay hueco para todos.

Finalmente, por aportar algo más que buenas palabras, si es de utilidad para BiBlioPequE estoy dispuesto a cederles unos cuantos de mis relatos para su publicación en el blog. Para mí sería un honor, aunque mis relatos no sean tan conocidos como "Bambi". Estoy seguro, además, de que otros muchos escritores estarán deseando ceder su trabajo para una buena causa. No en vano, somos miles los que colgamos nuestras obras en Internet para su libre difusión.

Imagen de El Bardo
El Bardo
Desconectado
Poblador desde: 04/06/2009
Puntos: 52

Tema complicado.

es vital buscar el entendimiento.

Hay esta la gran verdad, aunque el ejemplo del frutero y las manzanas contra el hambre...

 Se merezca un comentario por si mismo.

Mis escritos y poemas en lejosnoescerca.blogspot.com/

Imagen de Analía Alvado
Analía Alvado
Desconectado
Poblador desde: 19/08/2010
Puntos: 3

En lo personal, aún sin conocerte, quiero decirte que tu opinión era fundamental para mí. Lo mismo que la del resto de los compañeros, que tampoco conozco y sin embargo me une a ellos un respeto tan profundo como sincero.

 Por lo demás, sólo puedo decir que El Mundo Mejor  Es Hoy y vamos a empezar a marcar algunas  diferencias para que se entienda de una vez por todas.

 Sólo espero estar a la altura de las circunstancias.

 Un abrazo 

 

Imagen de Analía Alvado
Analía Alvado
Desconectado
Poblador desde: 19/08/2010
Puntos: 3

 

Hola Kachi, acá estoy otra vez. Traigo agradecimientos (muchos) y algunos ¡¡yo quiero!! ¡¡yo quiero!!! ¡¡a mí, dámelo a mí!! (con los gritos y los saltos que siempre acompañan a los bajitos…) que, en “peque básico”, quiere decir: “yo quiero tipear los relatos de Kachi Edroso”

Ya se olvidaron de los libros y de los cuentos de aquellos otros libros. Así son los chicos y ojalá pronto se me pegue a mí esa energía y esa flexibilidad para todo.

Con respecto a tus obras, bueno, soy la responsable de que se publiquen tal y como las envías, respetando cada punto y cada coma… algo así como la guardiana virtual de tu palabra hasta el día que me muera. (guauuu)

 

Te comento algo, aquí las cosas se han puesto muy interesantes, muy de sentarse a conversar largas horas sobre lo mismo, que ya no es ni será lo mismo… Existe en la institución un equipo de trabajo que viene desarrollando desde el año pasado un programa de alfabetización informática que abarca todos los sectores y todas las edades de la comunidad. A mi me tocó la franja de menor edad y todo el mantenimiento y actualización del sitio web de la biblioteca. En Argentina, para que entiendas, ya es un hecho, que todas las escuelas tendrán Wi-Fi gratuito y que cada alumno recibirá una computadora portátil para uso personal.

Esto es el futuro haciéndose lugar de una manera arrolladora, es el presente que aceptamos gustosos y el trabajo específico de bibliopeque, junto al departamento de informática es, no sólo promocionar la lectura, sino capacitar a los chicos en el manejo de las nuevas tecnologías y que una cosa vaya de la mano de la otra. La editorial puede haber ganado su batalla legal, nosotros somos respetuosos de las normas, pero “el libro” fue derrotado. Y este es el tema que nos ocupa a todos hoy. Desde el departamento de informática comentaron que, hoy, el libro es indefendible y seguramente alguien dedicará algo más de tiempo para fundamentarlo, desde mi lugar, poco puedo agregar que no sepamos, el seguimiento que veníamos haciendo con el tipeo de cuentos y con la respuesta de los más pequeños, es ahora reemplazado por otro tipo de lectura y tipeo donde el libro ha dejado de ser protagonista.

Sí que es un tema más que interesante. En esto, creo que todos tenemos esa cuota de nostalgia que jamás se perderá y defenderemos al libro hasta donde nos dejen llegar.

Así las cosas…

Seguimos en contacto y GRACIAS una vez más por todo lo que has hecho.

 

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 196415

Me das una enorme alegría. Ahora mismo te mando un email para que concretemos qué obras os puedo mandar y en qué formato.

Me alegra que esta reflexión haya valido para animar a los peques. ¡Mucha suerte con el proyecto!

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

Imagen de Luis Alfonso Monasterios Torres
Luis Alfonso Mo...
Desconectado
Poblador desde: 27/08/2010
Puntos: 1

¡Saludos!
Creo que has sido claro en tu post. Sería poco lo que pudiera agregar.
Sí alguien reclama derechos de autor, eso hay que respetarlo, sea el escritor, editor, traductor, porque uno mismo, como escritor, quiere que sus derechos sean respetados. Quizás sería bueno "negociar", tratar de convencerlos, para participar en el proyecto, o invitar a otros escritores, editores que quieran unirse, siempre se consigue uno que otro, que participe. Pero, sí no quieren, no se puede hacer nada más.También es cierto, que el blog sirve como promoción, difusión, publicidad que se ofrece a libros, autores, editores, diseñadores, traductores y todos salen ganando. Yo, en lo particular promociono a autores de mi país, estado, ciudad y a cualquiera de mis favoritos, sean de donde sean. Para mí es una cuestión de principios.
Por otro lado, se debería luchar por una legislación internacional que cubra los derechos de autor. Los escritores deberíamos unirnos un poco más en ese sentido, hay organizaciones que vienen haciendo eso,pero ir un poco más allá, un paso a la vez. Y cubrir la WEB en general, que muchos venimos publicando nuestros trabajos en la tela de areña binaria.
Me gustaría leer mas información sobre el proyecto, quizás pudiera escribirles algo y participar.
mail: jesterchelsea@yahoo.com
Luis Alfonso Monasterios Torres
Maracaibo, Venezuela
¡Namaste!

¡Namaste!

 OcioZero · Condiciones de uso