blog de Edit-ando

Generadores de bilis

Imagen de Edit-ando

Vamos a dar un poco de caña a esos pobres autocomplacientes contra quienes el universo conspira

Sobre las microjustas literarias

Imagen de Edit-ando

Terminada la primera convocatoria de este nuevo proyecto peregrino, vamos a comentarlo un poco.

¡Qué os den calabazas!

Imagen de Edit-ando

Hoy cedo esta columna a mi buen compañero Pedro Escudero, que tenía ganas de hablaros de Calabazas en el Trastero y las indispensables suscripciones.

Paradojas temporales y comités de lectura

Imagen de Edit-ando

Muchos autores se impacientan o incluso se siente dolidos por la tardanza a la hora de obtener una valoración sobre su manuscrito. Analicemos un poco el asunto.

La profesionalidad literaria y la injusticia cósmica

Imagen de Edit-ando

Otro tema recurrente: las sempiternas quejas porque los malvados editores no prestan oídos a los protoescritores. ¿Estamos abocados a sucumbir bajo el imperio del mal?

Autoediciones, coediciones y ediciones

Imagen de Edit-ando

Un tema recurrente entre protoescritores. Como parece que hay mucha confusión y un deseo manifiesto por parte de algunas empresas de mantenerla, allá va esta entrada.

Sobre el jurado de Calabazas en el Trastero

Imagen de Edit-ando

El otro día me llegó un email sobre suspicacias que, por lo visto, suscita el jurado de esta antología periódica que publicamos en Saco de huesos y coordinamos desde la asociación cultural La Biblioteca Fosca. Voy a aprovechar la ocasión para hablar sobre el sistema de selección que llevamos.

Calabazas en los Ignotus

Imagen de Edit-ando

Ya lo habréis podido leer en alguna nota de prensa: Calabazas en el Trastero es finalista de los Premios Ignotus en la categoría de mejor revista

Sobre los CV literarios

Imagen de Edit-ando

Una de las cosas que con más frecuencia damos por supuesto que es bien conocida, pero que no todo el mundo sabe qué es.

Una carta de rechazo (más)

Imagen de Edit-ando

De vuelta de vacaciones me encontré una en el buzón. No es lo que nadie desea, pero me temo que es un paso inevitable en la carrera de muchos escritores.

Distribuir contenido

 OcioZero · Condiciones de uso